¿Quién es Yokoi Kenji Diaz y por qué lo escuchan tanto?

Click to watch video

Bienvenidos a una nueva edición de Morrongo TV.

¿Has escuchado al visionario y revolucionario Colombo Japonés, Yokoi Kenji Diaz? Nacido en Bogotá, Colombia, con raíces japonesas, este gurú y conferencista extraordinario es un fiel amante del arte de la inspiración y motivación, un speaker de alta talla.

Yokoi Kenji Diaz, no es un simple conferencista del montón, guarda en su filosofía y oralidad, una cantidad de conceptos que han transformado el pensamiento y forma de vida de muchos de sus seguidores y oyentes.

Es un destructor en el buen sentido, de los mitos y creencias superficiales que nos impiden vivir mejor, sobre todo de las falsas creencias que hay sobre la cultura japonesa y la colombiana, derriba los estereotipos básicos de pensamientos y prejuicios sobre dichas sociedades.

Su vocación de formador para soñadores y aspirantes a cumplir grandes metas y objetivos en la vida, dentro de una institución o como emprendedores, tiene como base adoptar la disciplina estricta japonesa para ser readaptada a los hábitos y estilo de vida de los colombianos y latinos, formulando la teoría y lema “La disciplina, tarde o temprano, vencerá a la inteligencia”.

En Morrongo TV te contamos por qué es tan escuchado en Latinoamérica y en distintos países del resto del mundo, rescatando sus conceptos más influyentes y su fabulosa vida.

Disfruta de este entusiasta formador, sincero y coherente con la realidad, pero con una visión amplia para despertar pasiones.

No te olvides de darle un like al vídeo y suscribirte para ver más contenido de nuestro canal.

¿Quién es Yokoi Kenji Diaz? Nacido en Bogotá el 13 de octubre de 1979, hijo del ingeniero japones Yokoi Toru y de la exfuncionaria diplomática colombiana Martha Diaz, Yokoi Kenji Diaz se nutrió desde la niñez de diferentes culturas. Por el trabajo de su padre, vivió los primeros diez años de su vida entre Colombia, Panamá y Costa Rica.

A la edad de 10 se mudó junto a sus padres a Japón, decisión tomada por los padres de Yokoi, tras sentirse inseguros y amenazados, por el secuestro y asesinato de un ciudadano Japones en el país latinoamericano.

En el país asiático, en una edad ya adulta, contrajo una relación con la colombiana Aleisy Toro, con quien se casó y también tuvo su primer hijo.

En Japón vivenció las costumbres y la cultura de un estricto país en normas, reglas y trabajo. Yokoi evidencio la fórmula del éxito de la nación de su Padre…

¡La disciplina! Por eso, parte de su misión como comunicador social y conferencista de primer nivel, es promover un intercambio cultural entre dos países opuestos como Colombia y Japón.

Encontrar el equilibrio entre la disciplina y la pasión, desmantelando prejuicios que tiene el colombiano y latino en general, sobre que no puede progresar y salir adelante en lo económico y laboral, bloqueado por la mentalidad de la pobreza.

Condicionado por una insana costumbre que se aboca a la falta de disciplina, a la inclinación por la delincuencia, en un país plagado de recursos naturales y una gran humanidad que es tergiversada por el peso dramático y negativo de factores criminales.

Pero antes de adentrarnos en este concepto clave del discurso motivacional de Yokoi Kenji Diaz, debemos saber que gran parte de su amor por el pueblo colombiano nació a partir de esa alegría y calidez que tienen sus habitantes. Ya de niño Yokoi se sintió conmovido y contenido a la vez por la felicidad y cariño con ese lazo de amistad y afecto fuerte que establece el parcero de tierras cafeteras.

Algo contrario a lo que le sucedió mientras vivió en Japón, donde se sintió muy solo por momentos, y se dio cuenta de que la presión social que se ejerce sobre el Japones en base al canon de una sociedad exitosa y rica, lo lleva a rincones oscuros, derivando en los casos más extremos en el suicidio, como él mismo lo menciona:

“Desde niño escuché que iba a viajar a un país llamado Japón, que era muy rico y tenía mucha riqueza, y cuando llegué encontré un tipo de pobreza extrema que genera mucho suicidio. Luego comparé eso con Ciudad Bolívar, uno de los lugares que se dice más pobres de Bogotá, Colombia, y veo una riqueza, una alegría enorme en sus calles que siempre alimentó mi ser de niño en todas mis vivencias. Eso me hizo analizar sobre qué es riqueza y que es pobreza y entender mejor los factores para llegar a ellas o salir de ellas”.

Yokoi Kenji Diaz se involucró desde joven en labores comunitarias, captando las reales necesidades de los sectores más vulnerables y marginados de la sociedad.

Su apego a Colombia era muy grande, a tal punto de retornar al país sudamericano a la edad de los 24 años, motivado por el drama social que vivían muchas familias colombianas desplazadas y en situación de calle en el exilio, por las continuas crisis económicas.

Así inició trabajos solidarios en comunas del Barrio San Francisco de ciudad Bolívar, en la ciudad de Bogotá. Barrio al que se aferró desde pequeño, cuando debió permanecer allí un tiempo junto al cuidado de sus abuelos, tras sufrir un grave accidente de tránsito.

En ese tiempo, Ciudad Bolívar para Yokoi significó un tesoro para las revelaciones de las bondades y la alegría por pequeñas sencilleces, gracias a diferentes amistades que entabló con niños del barrio, de ahí su obsesión por fomentar la verdadera riqueza humana basada en la bondad y la unión.

Yokoi Kenji estaba en contra de la práctica compulsiva de la beneficencia, su preocupación era la de incentivar el positivismo y la iniciativa a través de un cambio profundo en la mentalidad de las personas, sin recurrir al abuso de las donaciones.

La inserción en el trabajo comunitario, le permitió viajar por las Favelas de Río de Janeiro, y los suburbios de New York, allí conoció en primera persona la miseria y pobreza extrema.

En sus primeros pasos como conferencista, era ignorado, pese a que sus presentaciones y paneles eran gratuitos. Incluso tuvo la ingeniosa idea traviesa, de aparentar que sus conferencias ya estaban pagas en las universidades donde se presentaba, para ver si de esta manera lo recibían. Esto le valió una entrada para sus primeras charlas, donde empezó a hacer ruido entre el público oyente por su filosofía inspiradora.

El gran salto masivo al público colombiano, lo dio a través de una majestuosa conferencia, donde desmanteló los mitos falsos sobre la cultura japonesa que bloquean la mentalidad progresiva del latino, basado en sus propias experiencias.

Es uno de los vídeos más reproducidos y vistos por el público colombiano, allí destaca lo mejor de la cultura japonesa, y la colombiana.

Por un lado, la disciplina del Japones como herramienta de crecimiento, y la perseverancia del colombiano como una herramienta de lucha.

En dicha conferencia, Yokoi Kenji Díaz deslumbró al público por su visión sensible y sincera sobre ambas sociedades, los contrastes y las similitudes.

Realmente es muy recomendable escuchar su discurso, porque representa muchos de los pensamientos estancados que tenemos en Latinoamérica, y sobre el estereotipo de pensamiento que proyectamos sobre la sociedad Asiática y principalmente sobre la potencia japonesa.

Podemos destacar varias frases célebres, ya pertenecientes a un discurso de colección histórico e inolvidable:

“Un japonés jamás llega tarde a una cita. Si usted le dice que es a las seis, es a las seis, si es a las siete es a las siete. Nunca falla y si va a fallar le avisa dos días antes: “creo que voy a llegar 15 minutos tarde pasado mañana”. Es exactamente así. Para ellos el tiempo es honorable y no importa ser inteligente, importa ser disciplinado en el tiempo, porque tarde o temprano la disciplina vencerá a la inteligencia”

“El colombiano sí es inteligente. Un japonés espera o se lleva una, dos o tres horas para tomar una decisión, es muy indeciso, es muy inseguro. El colombiano se arriesga, lo hace”

“La disciplina es muy importante y necesaria en el éxito de una nación”

“Los japoneses no son inteligentes, eso es un mito”

“El colombiano sí es inteligente pero no es disciplinado”.

Yokoi expone en su discurso, además, que la riqueza de Japón recae en su capital Humano, y que Colombia es una nación rica en recursos minerales y materiales, pero no sabe apreciar su mano de obra y capital humano. Y aquí tenemos que rescatar el gran pensamiento que expone Yokoi Kenji Diaz;

“Se ha hecho de la miseria un negocio”

Para Yokoi hay personas que optan por pedir limosna y recurrir a la victimización, porque se le ha instalado esa mentalidad y condición de pobre sin salida, y parte de su optimismo para cambiar este pensamiento retrogrado, está asociada al concepto firme y sólido de la disciplina como fuente indispensable para el progreso.

Para aprender el arte de la disciplina, Yokoi insiste en que es clave dominar y adquirir las habilidades y capacidades de limpieza, organización, y puntualidad.

Con base en estos pensamientos sobre las diferentes culturas del Japón y Colombia, Yokoi Kenji Diaz creó el programa Turismo con Propósito, también conocido como turismo social:

Un novedoso programa para guías turísticas que transmiten a los visitantes las verdaderas realidades de cada país.

¿Por qué es necesario viajar a otros países antes de tomar una gran decisión en la vida según Yokoi Kenji? Porque viajar fuera del entorno y de la comodidad habitual en la que nos movemos, supone una experiencia que cambia a la persona.

Pero atención, no el clásico viaje universal que ofrece una agencia de turismo, sino la visita a sitios y lugares donde se me ponga a prueba y se me desafié, donde afronte mis miedos, donde me pierda, y donde experimente la verdadera realidad con el lado bueno y malo de una determinada cultura.

Yokoi Kenji Díaz es sin duda un maestro del impacto en la mentalidad latina, su postura sobre el progreso a partir de la disciplina constante, ejemplar de los Japoneses, es adoptada por distintas personas en diferentes ámbitos y áreas, también es tomada por empresas e instituciones que quieren destacarse por sobre el resto.

Su amor eterno por Colombia y la región Latinoamericana, ha contagiado a muchos jóvenes, para despertar un amor propio por su patria, y un sentido de identidad y pertenencia para con sus países, sin nunca dejar de lado el intercambio cultural imprescindible para generar una mayor conciencia social y expandir y abrir la mentalidad.

Esperamos que te hayas sentido identificado con la gran contribución intelectual de Kenji Díaz a la comunidad americana, Sudamericana y japonesa, demostrándose como un pensador influyente de la última década.

¿Conocías a este mentor colombianojaponés? ¿Cuál es tu presentación y discurso favorito? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Te esperamos en el próximo capítulo de Morrongo tv para más historias emocionantes que te invadan de ganas de crecer y enfocarte en tus metas.

No olvides darnos tu Like y suscribirte para estar al tanto de nuestros próximos vídeos.

¡Morrongo TV! ¡Motivación, inspiración, diversión!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: