Misterios del OCEANO, donde no solo se ven chicas lindas

Click para ver el video

El calor, el verano, nos recordaron lo hermoso que es ir a la playa, meterse al mar y simplemente relajarse unos días.

Después de terminar el día viendo al sol irse por el horizonte, empezamos a reflexionar sobre lo enorme que es esa masa de agua, de hecho 361 millones de km2 es el área que comprende a todos los océanos del mundo. Esto es algo así como el 71% de la superficie de la Tierra. ¿Sabían estos datos?

En Morrongo TV, recordamos las historias de piratas que nos contaban de chicos, de los tesoros perdidos y de la famosa Atlántida, entre otras.

Así que el programa de hoy va estar dedicado a las cosas más sorprendentes que podemos encontrar en las profundidades de los océanos. Desde tesoros perdidos hasta criaturas misteriosas.

Además, queríamos preguntarles si alguna vez encontraron algo extraño en el mar o en un río o en un lago. Porque al final del video, les contaremos una historia muy particular sobre un descubrimiento que hicieron tres pescadores.

Y antes de irnos en busca de nuestros trajes de buceo, no olviden suscribirse y darle like a este video.

Ahora sí, con los snorkels colocados, nos vamos nadando hacia el primer secreto.

No. 01 Tiburones Luminosos

A una profundidad de 300 y 600 metros, encontramos el hogar del pez gato y el tiburón hinchado que si los miramos con nuestros ojos humanos, nos parecerán otro animal más.

Pero que a ojos de un filtro azul, emulando un poco la manera en que estos tiburones se ven entre sí, contemplaremos relucientes bellezas de color verde fluorescente.

Esto se debe a que las moléculas dentro de sus escamas transforman la forma en que la piel del tiburón interactúa con la luz. Hay que aclarar, que a esa profundidad sólo pueden absorber los rayos azules de la luz solar.

Esta característica biofluorescente les sirve para identificar a los individuos de su propia especie. Increíble, ¿no cierto?

Y quizás nuestro próximo animal no brille tanto, sin embargo también merodea las profundidades de los océanos.

No. 02 Huellas

¡Pero este lo hace a cuatro mil metros bajo el agua! ¡Eso es muy profundo!

Lo que encontraron unos investigadores británicos en el océano pacífico en algún lugar entre México y Hawaii, los dejó alucinando.

Ya que, gracias a un robot pudieron fotografiar unas huellas gigantescas en el suelo. Si bien en las imágenes parecen pequeñas, la verdad es que éstas tienen un largo de dos metros y medio por 30 centímetros de profundidad.

El motivo de la sorpresa de los investigadores es que no existe ninguna criatura conocida capaz de realizar dichas huellas.

En un principio, se pensó en la posibilidad de que hayan sido efectuadas por aparatos de otras investigaciones pero esto es muy improbable.

Así que en conclusión, no hay ninguna certeza de qué pudo provocar esas huellas y menos con tanta simetría entre ellas. Eso es lo extraño, ya que no podrían haber sido producto del azar.

Algunas teorías creen que quizás fueron hechas por seres de la Atlántida, otros dicen que son obra de los extraterrestres.

La cuestión es que nadie sabe la verdad. Así que, quizás Dalí con sus elefantes surrealistas, se andan paseando por allí y estos resultaron ser más acuáticos que lo que parecen en sus pinturas. Quién sabe. ¿Cómo se imaginan ustedes que luce una criatura que vive en estas profundidades?

Pero bueno, vamos a salir un poco de la incertidumbre y nos iremos hacia el océano italiano donde nos espera nuestro próximo descubrimiento.

No. 03 Cristo de las profundidades

Allí nos espera el famoso Cristo del Abismo, una estructura de bronce de Cristo de dos metros y medio de altura, sumergida a 17 metros de profundidad.

Al italiano Duilio Marcante se le ocurrió conmemorar a su amigo Dario Gonzatti con un Cristo en una pose de bendición de paz con la cabeza y las manos levantadas hacia el cielo.

Pero, ¿por qué? Resultó ser que Gonzatti fue uno de los pioneros del buceo italiano y murió en 1950 durante una inmersión. Entonces en 1954 se colocó dicha estatua, construida por el escultor Guido Galletti, para conmemorarlo.

Lamentablemente, no todo lo que se encuentra en el océano son homenajes a grandes personas. También encontramos objetos cargados de significados que reflejan la decadencia del ser humano.

No. 04 Bomba en perfecto estado

En el océano inglés, un grupo de exploradores encontró un objeto perteneciente a la Segunda Guerra Mundial.

¿Se les ocurre qué puede ser?

No, no es un tanque. Ni tampoco un avión caído en batalla, aunque la idea no hubiera sido tan descabellada. Lo que encontraron fue una bomba alemana sin detonarse.

Según el capitán del barco, la bomba estaba en perfecto estado, así que al momento de retirarla tuvieron muchísimo cuidado, ya que llevaba dentro más de 130.000 kilos de explosivos.

El descubrimiento se llevó a cabo en 2017, y luego de ser extraída fue llevada a aguas abiertas y detonada allí mismo para que nadie sufra ningún tipo de accidente.

Esperemos no hayan más sorpresas de este tipo rondando por ahí. Y volviendo un poco al océano inglés, a unos kilómetros de allí se encuentra en Escocia el Lago Ness.

No. 05 Monstruo del Lago Ness

Y creo que no hará falta mucha introducción para nuestra próxima sorpresa. Pese a que sabemos que un lago, no es un océano, no podíamos dejar de mencionar este misterio tan interesante.

El Monstruo del Lago Ness o Nessie como algunos lo llaman, es el nombre de un animal legendario que se dice que habita el lago de agua dulce.

Durante siglos han surgido rumores entorno a esta criatura, esto se debe a que se han encontrado distintos escritos en los cuales se describe que existía un animal que atemorizaba a los locales que se atrevían a adentrarse en el lago.

Con los años, múltiples personas dijeron haberlo visto pero su veracidad es muy dudosa, ya que muchas descripciones son vagas o presentan fotografías que han sido modificadas.

La mayoría de las descripciones modernas sobre el aspecto del monstruo indican que se asemejaría a los extintos plesiosauros, unas criaturas acuáticas prehistóricas pertenecientes a la era mesozoica.

Pero los científicos descartan esta posibilidad por muchas razones y una de ellas es que se necesitaría tener una colonia de crianza de tales criaturas para que pudiesen experimentar una supervivencia a largo plazo.

Además, los plesiosauros necesitaban emerger a la superficie para respirar, así que si Nessie hubiera sido de la familia de los plesiosauros esto hubiera dado lugar a más avistamientos de los que se han registrado.

Así que, todas las pruebas indicarían que no es más que una leyenda popular para atraer a los turistas hacía ese lago.

Cuéntenos en los comentarios que otras leyendas populares de monstruos conocen.

Nosotros seguimos el viaje hacia los océanos y llegamos al delta del Nilo, en Egipto.

No. 06 Thonis – Heracleion

Hace 20 años, o sea en el 2000 se encontró una ciudad perdida. Tristemente, no estamos hablando de la Atlántida, sino de Thonis – Heracleion que fue la puerta y el puerto de entrada a Egipto en el primer milenio a.C., antes de la fundación de Alejandría.

Esta ciudad fue el puerto principal del país del Nilo, pero debió desaparecer bajo el agua tras un terremoto que arrasó la región hace más de 1.000 años.

El descubrimiento luego de dos años de investigación fue llevado a cabo por un equipo franco-egipcio de arqueólogos submarinos, liderado por el francés Franck Goddio.

Este equipo logró encontrar más de 60 embarcaciones, 700 anclas antiguas, 300 estatuillas y amuletos que representan divinidades egipcias como Osiris, Isis y su hijo Horus.

Y a medida que pasan los años, se siguen encontrando aún más objetos y se sigue analizando cada uno de ellos. Es realmente fantástico.

Nos preguntamos si podrá ocurrir lo mismo con la Atlántida, ¿ustedes qué piensan? ¿Habrá existido la famosa ciudad nombrada por Platón en uno de sus escritos?

Y ahora la curiosa historia de tres pescadores alemanes.

No. 07 Mensaje en la botella

En 1913, Richard Plata arrojaba al mar un mensaje en una botella. Más específicamente el 17 de Mayo de 1913 colocaba dentro una carta, postales de paisajes alemanes y sellos.

Y 104 años después, tres pescadores alemanes que se encontraban pescando en el Mar Báltico encuentran entre sus redes esta botella. Obteniendo así el registro más antiguo que exista de un mensaje encontrado en una botella.

Esta práctica de arrojar al mar mensajes en botellas, tiene distintos orígenes: como por ejemplo, para pedir socorro, para enviar las cenizas de los seres queridos fallecidos en un viaje y hasta invitaciones a posibles amigos por correspondencia o cartas con intereses amorosos.

Lo cierto es que la tradición que rodea los mensajes en botellas a menudo ha sido de naturaleza romántica o poética.

¿Ustedes enviarían un mensaje en una botella? Y si lo hicieran, ¿qué dirían?

Lo cierto es que nos es tan lejano que nos parece bastante intrigante.

Déjennos en los comentarios sus opiniones y si les gustaría que la próxima vez hablemos un poco más sobre la Atlántida o alguna leyenda popular.

No olviden suscribirse para más videos. Esto fue…

¡MORRONGO TV! ¡Motivación, Inspiración, Diversión!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: